London Calling, The Clash.

Echamos un vistazo al mejor disco de la época punk, que en realidad no era un disco de punk, sino ...

Morphine – Live at Bullet Sound Studios (1994).

Es brutal como sonaba esta banda en directo, con una contundencia que en los discos estaba más rebajada. Y eso ...

¿Letra indie o poesía de concurso de instituto? Segunda parte.

Si te las ponen escritas en un papel a veces es casi imposible distinguir algunas letras indies de los poemas ...

Decálogo del buen oyente underground.

¿Piensas que Radio 3 se ha vuelto comercial? ¿Eres fan de bandas que solo conoce el amigo al que se ...

Decálogo para convertirse en cantautor de éxito.

Te damos 10 claves para que consigas tener una larga carrera musical como cantautor de éxito. Si tus ídolos lo ...

Guías para triunfar en la música

ELVIS ESTÁ VIVO

musica

Cuatrocientos cincuenta y siete pasos.

Jose Garzón. Madrid es Calcuta o Río de Janeiro en algunas esquinas. Más bien Helsinki, piensa Antonio mientras camina con la mirada puesta en las cicatrices que los arañazos del tiempo dejan en las aceras. El silencio de las calles es extraño. Duermo mal porque anticipo futuros que después no suceden, dice en voz baja. Nada contiene más mentira en su...

musica

¿Cuánto pesa un violonchelo?

“Muchos amigos están ahora en las colinas, disparando contra sus antiguos compañeros, destruyendo la ciudad que construimos juntos”. Mirza Delibasic Jose Garzón. La primera vez que lo vi en directo metió veintinueve puntos. Fue en Skenderia, en un partido amistoso contra la URSS, poco después de que ganaran la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Moscú. Todos en Sarajevo...

Tengo en mis manos el polvo del desierto.

Tengo en mis manos el polvo del desierto.

Photo by ::RodrixParedes:: on Foter.com / CC BY Jose Garzón. Austin, Texas. (David Ramirez) Que sea David Ramirez mi nombre y mi padre un espalda mojada que cruzó de noche las aguas oscuras del río Bravo para alcanzar esta orilla. Que tenga en mis manos el polvo del desierto que avienta el mistral, el sol abrasador del mediodía que las nubes...